Gafas de madera … irresistibles


Por: Señorita Pepis  /  febrero 2015

unnamed

La historia de las gafas pasa por los jeroglíficos egipcios, el filósofo Seneca, el emperador Nerón, investigadores ingleses, las fábricas de cristal de Murano y un sinfín de personajes que buscaron soluciones para corregir los problemas de la visión. Pero como a nosotros solo nos interesa, por ahora, las gafas de sol, podemos decir que las primeras con cristales tintados fueron usadas en China y sus primeros portadores fueron  jueces que no querían que su mirada transmitiera sus veredictos. En este punto de situar las primeras gafas consideradas de sol en China, coinciden casi todos los historiadores.

_DSC4297

No fue hasta 1929 cuando el empresario americano Sam Foster las comercializa tal y como las conocemos ahora: para protegernos de los rayos de sol excesivos. Contó además con el apoyo de las estrellas de cine del momento, que las empezaron a utilizar; unos para proteger sus ojos de  los focos y otros con fines estéticos. Después, las popularizarían los pilotos de la Segunda Guerra Mundial estadounidenses,  que las usaban para amortiguar el resplandor de los rayos solares en las alturas. De cristales verde oscuro, las gafas complementaban sus uniformes a la perfección y se convirtieron en improvisados y atractivos modelos a los que todos querían imitar.

gafa_woodys8

Yo me pregunto si habríamos encontrado tan seductor a Tom Cruise en “Top Gun” sin sus míticas Ray Ban. O a la actriz Audrey Hepburn tan perfecta sin sus elegantes gafas, un modelo único fabricado exclusivamente para ella, que complementaban a la perfección su mítico look, diseñado por el francés Givenchy  para la película “Desayuno con diamantes”. Otras gafas que han marcado época son el modelo que utiliza el personaje de Mad Men. Y más cerca en el tiempo, el actor David Caruso con sus inseparables Silhouette que luce en la serie CSI Miami y tantos más…

31

Sí, las gafas de sol se han convertido en un complemento imprescindible, y más cuando vemos hasta qué punto son utilizadas por personajes famosos, que no se las quitan ni para dormir. Tenemos casos casi, de estudio, como el del diseñador de Chanel, Karl Lagerfeld, que dio una excusa  de lo más pintoresca a su dependencia de las gafas de sol en el periódico alemán “ZETmann”. Explicó que estando en un bar con una amiga, apareció un enano (lo de enano no sabemos si es una manera de menosprecio o es que era de verdad de esa talla) con el que había tenido un lío amoroso, y que cuando le vio con ella, le tiró un vaso por la cabeza y le dio en un ojo. Casualmente, ese día el diseñador llevaba unas gafas puestas, así que salió muy bien parado. Por eso pensó que era mejor llevarlas siempre, porque los ojos son una de las partes más preciadas del cuerpo y no es cuestión de dañarlos. Esta explicación nos permite sacar varias conclusiones, pero nos quedaremos con que el diseñador es un genio de la costura…

Karl_Lagerfeld_2014

El músico Bono, del grupo U2, explicó también que lleva gafas de sol siempre porque padece glaucoma; Anna Wintour, la editora jefe de la edición americana de Vogue, la mujer más poderosa del mundo de la moda, que va siempre con gafas, incluso cuando asiste a los desfiles, parece que lo hace porque no quiere que nadie vea sus reacciones a la hora de ver los diseños que se exhiben en las pasarelas. La it girl Olivia Palermo tampoco se las suele quitar en los desfiles, en su caso no sabemos qué excusa tendrá al margen de que le quedan estupendas. Y en España, el oscarizado director Pedro Almodóvar, que en los últimos años se parapeta detrás de unas gafas negras, como por ejemplo en unos premios Goya donde no se las quitó ni un momento, recibió tal cantidad de críticas que sus amigos explicaron que las llevaba porque padece fotofobia y le molestan los destellos de los flashes. Woody  Allen también ha llevado gafas del mismo estilo de montura gruesa y negra durante los últimos 50 años.

10991108_1059307034085125_7152371001167622962_n

 

annaclanbeck

Todos han explicado alguna razón para resguardarse a todas horas tras unos cristales oscuros. Pero al ser referentes en cada una de sus actividades e imitadísimos, no nos resulta difícil ver en interiores de cualquier restaurante o discoteca a jóvenes con gafas de cristales tintados que emulan a las estrellas.

1509680_1059307007418461_3147578356654260645_n

10994172_1059307234085105_5835474923368624529_n

Las gafas se reinventan cada temporada. Todos tenemos más de un modelo para ponernos en función de muestras actividades.  En los últimos años, se han puesto de moda las irresistibles monturas de madera. Se trata de un material con en el que se fabrican multitud de productos, pero que hasta hace poco a nadie se le había ocurrido utilizarlo para fabricar monturas. Y son un acierto genial, porque son ecológicas, pesan poco, son elegantes y altamente resistentes,  convertidas en un must imprescindible para completar cualquier outfits, van dirigidas a un público de jóvenes desenfadados y transgresores. Unas monturas alternativas a las clásicas, en distintos colores, madera natural, azul, verde, rosa o rojo, con una gran variedad de cristales graduables, que están causando furor, y que aportarán originalidad a tu look.

 

Una de las principales firmas que comercializa gafas con montura de madera se llama Woodys (un nombre que se forma con la unión de las palabras inglesas wood y buddy´s) en castellano, significa algo así como, ser amigo de la madera. Y efectivamente,  Josep Dosta, el joven empresario que fundó la marca hace casi tres años, es un gran admirador de este material. En la actualidad, posee una de las colecciones más importantes del mundo y acaba de presentar su nueva colección de gafas de sol en el Shoko Lounge Club de la cosmopolita ciudad de Barcelona, en pleno corazón del Mediterráneo, el mejor escenario para unir moda y artesanía para este 2015.

11002645_1059325327416629_5886109889347072459_n

La serie está compuesta por 58 modelos de lentes de alta calidad a un precio asequible,   fabricados en distintos tipos de madera natural, como el bambú, abedul, zebrawood, madera de skate reciclado y peral. La característica principal de la colección es que está fabricada siguiendo el proceso de producción de los skates, a base de láminas de madera, lo que permite dar una mayor rigidez a las gafas.

gafa_woodys9

La colección apuesta por formas redondeadas y atrevidas e introduce metal en algunos de sus modelos. Las monturas para graduar pesan apenas 17 gramos, están pulidas a mano y se les ha otorgado un tratamiento de lacado natural de abeja que hace que floten en el agua.

gafa_woodys10

Además, en un momento en que la conservación del medio ambiente es una preocupación por encima de intereses económicos, la firma Woodys trabaja en un proyecto sostenible, y plantará un árbol por cada 200 piezas vendidas.

gafa_woodys7

E n la actualidad la empresa  tiene su sede en la localidad de Vic (Barcelona), donde está ubicado el taller de diseño, modelado y creación de las muestras de todos los modelos, que a su vez son producidos en una empresa  que la firma tiene subcontratada en Asia.  Woodys Barcelona tiene presencia en más de 1.000 puntos de venta, entre los que se encuentran ópticas y tiendas de moda. Además, cuenta  con una red comercial propia en más de 12 países, como Alemania, Arabia Saudí, Canadá, Francia, Grecia, Guatemala, Italia y Reino Unido, entre otros.

Muere Manuel Pertegaz, “el ratón” de la Alta Costura


Por: Señorita Pepis   /   Agosto 2014

pertegaz3
Muchos le descubrieron cuando Letizia Ortiz le eligió como el modisto que le confeccionaría su traje nupcial. Tenemos tan poca memoria histórica que la mayoría, sobre todo los jóvenes, no se dieron cuenta de que no era sólo un buen modisto el elegido, sino el mejor. ¿Por qué sino la perfeccionista Letizia, aunque seguramente aconsejada por la Reina, iba a darle esa distinción? Pero no fue para Pertegaz un honor confeccionar un vestido para ella, sino al contrario, él era el rey de la costura.

Pertegaz agradeció mucho el encargo porque “…Leticia era muy guapa” y confeccionó un modelo “intemporal, con vida, porque era consciente de que tenía que quedar como un documento para la Historia” . Y fue como se esperaba, una joya.

MADRID Spain : Spanish Crown Prince Feli

pertegaz8

Desde que hace unos años se rompió la cadera, el modisto no salía de casa. Hace tiempo cogió un catarro del que no se recuperaba, que derivó en una neumonía y poco a poco fue apagándose. Con 96 años ha muerto en su casa, tranquilo y en silencio. “Lo único que ha hecho mal el pobre es morirse en sábado, al final de agosto… Estaba muy mayor“, explicaba una de sus sobrinas en el funeral.

Se marchó con la misma discreción que lo caracterizaba. Los que le conocían son unánimes a la hora de describirlo: timidez, aunque gran carácter, sofisticación, perfección, amante de la belleza y de la elegancia. “Lo bonito siempre será bonito y lo feo, aunque lo arregles, siempre será feo” era una de sus teorías, según Romy, unas de sus maniquíes fetiches de la época. Pertegaz aristocratizaba cada una de sus creaciones.

 

 

Nació en Olba (Teruel), hijo de labradores y, con apenas 10 años, lo trajeron a Barcelona. Como muchos niños de la época, abandonó pronto el colegio para empezar a trabajar en una joyería, después en una sastrería donde aprendió el oficio y descubrió que eso era lo suyo y que años más tarde, lo convertirían en uno de los grandes de la Alta Costura.

Confeccionar vestidos para su familia fue lo primero que hizo, y pronto empieza a ser más que reconocido. Muy joven, con 25 años, tuvo su primer taller en un piso de la Diagonal. En plena posguerra, poca gente se podía permitir que le confeccionaran un buen traje. Aún así, cosechó grandes éxitos.

Una de las anécdotas que contaba este pequeño gran hombre tiene que ver con uno de sus primeros vestidos. Hecho en lana de angora, pidió a su clienta 5 duros de la época, un dineral, y ella encantada con la pieza le dio 35 pesetas.

Casi ochenta años en activo adaptándose a los tiempos, contemporáneo de otros grandes diseñadores españoles, como Pedro Rodríguez, Elio Benhayer y Balenciaga estaba considerado como el más moderno de los tres. En ese época de la dictadura, aislados del mundo, no tenían referentes, pero su gran creatividad le hicieron estar al mismo nivel que los grandes creadores del momento, no sólo españoles.

Pronto abre otro taller en Madrid y realiza sus primeros viajes a París. Se le reconoce internacionalmente y se empieza a codear con los Valentino, Pierre Cardin, Balmain y da el salto a Estados Unidos. Allí presenta sus colecciones, que encantan y sorprenden, y empieza a recibir pedidos de las tiendas más lujosas. Fue el primer diseñador español que expuso sus vestidos en la elitista Quinta Avenida de Nueva York. Hasta la Universidad de Harvard le reconoció con el “Oscar de la Costura”. A partir de ah,í su prestigio no conoció fronteras.

A la muerte de Christian Dior, le ofrecen sustituirle y estar al mando de su casa parisina. Pero “yo estaba bien aquí, tenía mucho trabajo y ni me lo plantee”, recordaba el modisto.

Mª Jose Rasero

Mª Jose Rasero

Vistió a celebridades de todo el mundo: la actriz Audrey Hepburn lo adoraba, Jacqueline Kennedy, Ava Gardner, Grace Kelly, Carmen Polo, Lola Flores (que se gastaba auténticas fortunas en modelitos varios, además de en el bingo), Bibí Salisachs de Samaranch, que fue clienta casi toda la vida, o la Reina Sofía, a la que confeccionó el ajuar para casarse y vistió durante una larga temporada, Cruaunque después hubo un parón en sus relaciones; y a la cantante Salomé, a la que confeccionó un traje de flecos realizado en cerámica que pesaba la friolera de 14 kilos y que ella lució en el festival de Eurovisión de 1969. Además de a Letizia, ha vestido también de novia a famosas, como Carmen Sevilla o la Marquesa de Samaranch .

Al ritmo de los nuevos tiempos, Pertegaz no pierde de vista que el concepto de alta costura se queda relegado a las fortunas minoritarias, y se suma a la creación de la línea pret-á-porter. Le llueven los honores, que si Medalla de Oro al mérito en las Bellas Artes, que si la Aguja de Oro, que si la “peseta de oro”, que si la Cruz de Caballero de Sant Jorge, que si el Primer Premio Nacional de Diseño de Moda… en fin un no parar… cualquier reconocimiento era poco para premiar su genio.

Este fin de semana hemos asistido a su despedida en el Tanatorio de Sant Gervasi en Barcelona. Más tarde, sus restos serán enterrados en Sant Pere de Riu (Tordera), cerca de su masía “San Jaime”. Su fallecimiento ha sido de repente y ha pillado a la mayoría de amigos de vacaciones estivales. Aún así, le han acompañado algunas de las personas que se relacionaron con él. Sus sobrinas, Dione, Elisa y Sionín, hijas de su hermana Encarna Pertegaz. Teresa Gimpera nos ha explicado que trabajó con él. “Trabajé poco, sólo una colección, porque como yo no me ajustaba a la estructura de las maniquíes de la época, era ancha de hombros y de caderas, me decía: “señorita Gimpera, esconda el sexy, por favor”. Era exigente hasta lo imposible con las costureras, porque exigía la perfección absoluta en sus creaciones.

pertegaz7

pertegaz6

pertegaz5

pertegaz2

pertegaz4

pertegaz1

Carmen Romero, Romy, la que fue considerada la mejor maniquí de España, dice: “Tuve la suerte de trabajar con él; fue mi gran maestro y se lo debo todo. Para mí, el mejor diseñador de España”. Cuando se conocieron, el maestro dijo de ella que “era una gran troballa” (descubrimiento, en castellano) y nos explicó una anécdota: “cuando a una maniquí no le iba bien una prenda, Pertegaz decía: “Quítaselo y que se lo ponga Romy, que tiene cuerpo de pobre y todo lo que se pone le queda bien”. También dijo que cariñosamente le llamaban “el ratón”.

También han asistido al funeral su secretaría Belén, Angel Tribaldos, el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, y María Teresa Samaranch, hija de otra de las grandes musas y amigas del modisto. Los Reyes Felipe y Letizia le han mandado una corona de rosas blancas y un telegrama a la familia, donde destacan “el carácter innovador y la excepcional maestría” del modisto. Y don Juan Carlos y doña Sofía han destacado “su larga y fructífera trayectoria”, sumándose así a la multitud de condolencias que se han podido leer en las redes sociales. El próximo mes está previsto que se celebre una misa funeral en su memoria para que los amigos ausentes puedan recordar al genio y tal vez asistan los Reyes.

Uno de sus últimos actos sociales fue en 2007, cuando presentó su colección de joyas (antes solo había diseñado bisutería) en la prestigiosa joyería Zaida de Barcelona. De nuevo, un derroche de pasión también por los complementos. La elegancia de las piezas, sencillas en las formas, en consonancia perfecta con sus modelos.

Pertegaz ha estado en el taller trabajando y supervisando como siempre, hasta hace dos años. Su obra se ha extendido también al perfume a los bolsos y relojes. Nos hemos quedado sin Alta Costura, pero tal vez algunos de los jóvenes diseñadores recoja su testigo para el futuro.