Balmain reúne a Claudia Schiffer, Naomi Campbell y Cindy Crawford


Por: Señorita Pepis  / enero 2016

La estética de los 90 está otra vez de moda. Las firmas  se suman a esta tendencia y muestran en sus campañas colecciones inspiradas en los look más representativos de esa época. Balmain, la elegante  firma de moda francesa, da un paso más, y reúne para su campaña de primavera-verano 2016, a tres de las supermodelos que adquirieron estatus de diosas y se convirtieron en íconos de esa década: Cindy Crawford, 49 años; Claudia Schiffer, 45 y Naomi Campbell, 45.

Ellas, junto con Linda Evangelista, Christy Turlington, Helena Christensen, Elle Macpherson Karen Mulder, Yasmeen Ghauri, Tatjana Patitz y algunas otras, ayudaron a cambiar la manera de ver la moda.

Pertenecen a otra generación pero no paran de trabajar, y posando juntas vuelven a demostrar que son inimitables y que en la actualidad, hay modelos mucho más jóvenes, pero que nunca adquirirán la notoriedad de la que ellas disfrutaron. Su belleza y estilo las han hecho pasar a la historia y siguen estando impresionantes.

Desde que hace cuatro años el diseñador Olivier Rousteing, de 30 años, se puso al frente de la histórica casa, ésta vive uno de sus mejores momentos, porque el creativo ha seguido imprimiendo a sus modelos el glamour que ha caracterizado siempre a Balmain, pero dándoles un toque más juvenil y sexys e incluso rockero, para llegar a todo tipo de mujeres.

olivier-rousteing_glamour_17mar15_rex_b_1080x720Para las imágenes de la campaña las modelos han sido retratadas por Steven Klein, uno de los mejores fotógrafos de moda actuales, por cuyo objetivo ya  pasaron hace años las tres maniquíes, y siguen posando las top y las artistas más importantes del momento.

steven_klein_x200_x290La firma,  ha hecho un largo recorrido desde que se fundó en 1951. Ahora disfruta de una situación saneada y una expansión internacional importante. Pero no siempre ha sido así.

Pierre Balmain nació en 1914 en, St. Jean de Maurienne de la región de Saboya. Se puede decir que vivió entre costuras, porque su familia regentaba  un negocio de ropa. De momento no siguió los pasos familiares y estudio arquitectura, para más tarde crear su propia marca, Balmain, en 1945. El modisto ayudó en el resurgimiento de la industria después de la guerra,  y se convirtió en uno de los pioneros de la moda francesa junto con Christian Dior y Cristóbal Balenciaga.

Sus originales y elegantes diseños llamaron la atención de las personalidades del momento  y de algunas de las más espectaculares estrellas de Hollywood como Ava Gardner y Marlene Dietrich. Trabajó confeccionando el vestuario de infinidad de películas y obras de teatro,  y poco a poco se fue convirtiendo en el preferido de actrices como Katherine Hepburn, Sophia Loren, Brigitte Bardot o Jean Fontaine. Así es también en el presente, ya que sus maravillosos diseños son los más requeridos por las celebrities y actrices internacionales.

El modisto falleció en 1982 pero la empresa continuó en manos de Erik Mortensen, que trabajaba con él desde 1951. Después vendría Oscar de la Renta, con el que la marca vivió una etapa de éxito, pero el venezolano se marchó para crear su propia firma. Fue, casi, un volver a empezar, con Laurent Mercier y Christophe Lebourg, que pasaron por el taller por un corto periodo de tiempo.

Christophe Decarnin se hizo cargo de la firma cuando esta no pasaba por su mejor momento. El consiguió que brillara de nuevo y se convirtiera en un referente imprescindible del lujo y el glamour.  Con él, volvieron a la firma las celebrities y grandes estrellas, hasta que una depresión le apartó del trabajo. Fue una gran pérdida.

 

Ahora es el momento  del joven Olivier Rousteing, que según parece, ha  aterrizado en la maison para quedarse mucho tiempo. Aunque no podemos olvidar que el mundo de la moda es muy voluble y desagradecidos con sus estrellas.

 

Lola Herrera y Hector Alterio, duelo de titanes “En el Estanque Dorado”


Por: Señorita Pepis  /  diciembre 2014

IMG_7515

Aunque llevan paseándose algunos meses por diversos teatros de España y varias semanas en la cartelera del teatro Romea de Barcelona donde estarán hasta el día 11 de enero, tenemos que aprovechar la oportunidad  de ver a dos grandes de la escena española y argentina, Lola Herrera y Héctor Alterio interpretando, bajo la dirección de la actriz y directora valenciana Magui Mira una adaptación tragi-cómica del drama de Ernest Thompson “En el estanque dorado”.

Es un lujo disfrutar de la interpretación de estos dos geniales intérpretes, que no tienen nada que envidiar a la protagonizada en el filme por dos de los mejores actores de Hollywood de todos los tiempos, Henri Fonda y Katherine  Hepburn  acompañados por la hija del actor Jane Fonda, Doug McKeon y Dabney Coleman. Curiosamente como pasa en el caso de los protagonistas del  filme, Lola Herrera y Héctor Alterio nunca habían trabajado juntos hasta ahora. La actriz muy divertida dijo en la rueda de prensa que “la obra no se ha estrenado antes porque estaban esperando que Héctor y yo nos hiciéramos mayores”. Si hubiera sido así, habría sido un gran acierto porque no puede haber mejor pareja para recrear la versión. El reparto lo complementan los actores Luz Valdenegro, Camilo Rodriguez y Adrián Lomana.

18958248.jpg-r_640_600-b_1_D6D6D6-f_jpg-q_x-xxyxx

La obra explica la historia de un drama familiar, que vive una anciana pareja que pasa el verano como siempre, en su casa de El estanque dorado y tratan de recuperar la relación perdida entre la hija de la pareja y su padre, y el hijastro de esta última que van a pasar un mes de vacaciones con ellos.

Un clásico del cine por la que sus protagonistas recibieron el premio de la academia como mejor actor y mejor actriz  y Ernest Thompson el de mejor guión adaptado. Además de los Oscars, Katherine también ganó un Bafta como mejor actriz y Henri Fonda un Globo de oro como mejor actor.  Fue la única vez  que Hepburn y Fonda trabajaron juntos y se da la circunstancia que Fonda moriría después de concluir el rodaje.

18958247.jpg-r_640_600-b_1_D6D6D6-f_jpg-q_x-xxyxx

El texto no sólo no ha perdido actualidad sino que el paso del tiempo ha hecho más interesante la historia así que no nos la podemos perder. Además, en esta versión nos reímos; el tono porteño de Héctor y la actitud paciente y comprensiva de Lola, hace que no podamos dejar de esbozar una sonrisa en toda la obra.