Jordi Cruz, igual de bueno que el pan


Por: Señorita Pepis   /  Octubre 2014

1

Dice que con 7 años ya cocinó a su madre unas judías verdes conpatatas. ¡Qué horror de niño¡ Y que en ese momento su madre dijo: “Este niño va para cocinero”.  Y acertó. Pero eso no quiere decir que la madre de Jordi Cruz fuera listísima, que también podría serlo; sino que las judías estaban buenísimas. Y a esa edad, cuando los niños solo piensan en jugar, si se les ocurre acercarse a la cocina, las madres suelen temblar pensando en el estropicio que se les puede avecinar, Pero lo de Jordi se adivinó un prodigio.

Así que el cocinero lo tuvo clarito desde siempre. Enseguida dejó sus estudios y se dedicó a lo que le gustaba. Con 14 años ya trabajaba en Estany Clar, de Cercs, un restaurante de Barcelona donde recibió su primera estrella Michelin y siguió y siguió…

10

5

Además de su trabajo en el prestigioso restaurante ABAC, donde lleva la cocina en plan militar, y de su trabajo en TVE, donde ha cosechado gran éxito, va al gimnasio para mantenerse en forma y promociona cosas… Como el Pan Runner, un nuevo tipo de pan que por su alto contenido en proteínas y bajo en hidratos de carbono, está pensado para las personas que hacen deporte y para personas diabéticas, ya que también tiene un índice glumérico (IG) de 24. Un índice muy bajo comparado con otros tipos de pan. Además, mantiene su esponjosidad durante días.

En la actualidad, Jordi está muy concienciado con esto del deporte y nos dijo que había que seguir unos hábitos saludables sin renunciar al buen sabor. “Este pan de molde se puede comer en familia porque es muy fácil de combinar con cualquier producto”, añadió el cocinero.

El nuevo producto es una idea de Santa Gloria, una cadena de panaderías y pastelerías artesanales donde se pueden degustar productos innovadores en unos locales de diseño vanguardista. El establecimiento es un referente en Barcelona de la panadería artesanal.

6

7

Jordi Cruz, después de explicarnos las ventajas de comer pan Runner, aprovechó para hacer con ese producto tres recetas de base: una rebanada de pan, lechuga, tomate, anchoas, mozzarela, etc. Sencillito. También está muy bueno el pan solo.

El cocinero ha perdido nueve kilos y ahora luce abdominales. Y eso que él dice de sí mismo que es de naturaleza blandita. Jordi asegura comer lo mismo, pero más espaciado, y que se ha quitado de beber gintonics. No explicó cuántos tomaba, porque, digo yo que aunque vayas al gimnasio te podrás tomar algo de vez en cuando, ¿no? El cocinero cae bien, es resultón, pero quiere aparentar una modestia que no tiene. Su éxito, en general, le ha dado confianza y se le nota. Desde su portada en la revista Men´s Health enseñando tableta de chocolate ha aumentado su éxito con las chicas.

9

8

Su comportamiento es más cercano y accesible que en otras ocasiones, aunque cuando presenta algo, casi siempre mira hacia el suelo. Debe de ser la costumbre de mirar a los fogones que suelen estar bajitos. Ha recuperado la tranquilidad de la que disfrutaba antes de los rumores de su supuesto affaire con Eva González, su compañera de Masterchef, gracias a la vuelta de la presentadora con su ex novio Cayetano Rivera.

Ahora que siguen presentando Mastercher junior juntos, ya no tienen problemas para relacionarse de una manera natural. Él, no sabemos si sigue con su pareja, Cristina Jiménez , porque lleva meses sin mencionar para nada a la mujer con la que además comparte trabajo en el restaurante ABAC. Aunque, cuando se le pregunta si le gustan los niños y quiere ser padre, dice que “de momento, no” y que por eso “me cuesta más empatizar con ellos que al resto de sus compañeros de concurso, que sí son padres”. Y eso que con los que se relaciona en el programa tiene en común el gusto por las cocinitas.