Mireia Belmonte la mujer 10


Por: Señorita Pepis   /   Septiembre 2014

IMG_1316

Ella dice que no tiene novio, pero la delatan unas fotos con el joven modelo y piragüista Javier Hernanz (14 veces campeón de España y dos veces olímpico). Novio, tal vez no, pero una ilusión veraniega seguro con quien ha posado para firmas importantes, entre ellas Loewe. Las fotos no dejan lugar a dudas: Mireia y Javier besándose.

En los ambientes deportivos que tienen que ver con la natación dicen que el padre de Mireia, que le hace de manager o representante, o acompañante, o lo que sea, le espanta los moscones. Pero esta vez, Mireia se ha escapado.

En verano, ir de vacaciones a Ibiza, siendo un personaje conocido y en el caso de Mireia más que conocido, se suele estar condenada a la persecución por parte de los miles de paparazzi que pupulan por la isla. Así que está claro que Mireia ha querido dejarse ver con su modelo. Veremos en qué termina este affaire veraniego.

Aunque eso no importa demasiado, hay que vivir el momento. Y la nadadora, a sus 24 años, siendo tan joven, dedica muchísimo tiempo a entrenar y es lógico que aproveche el poco tiempo que le dejan los entrenamientos, entre competición y competición, para divertirse como cualquier chica de su edad.

Pronto volverá a las maratonianas horas de entrenamiento, casi siempre 8 horas al día, todos los de la semana. “Es casi lo único que puede hacer.”

De momento, sigue atendiendo sus compromisos. Ha estado en Barcelona porque desde hace unos días es la nueva embajadora de la colección de relojes Edox Class-1, diseñada especialmente para los deportes acuáticos. El acuerdo se ha presentado en el hotel Mandarín de Barcelona.

Llegó la guapa nadadora vestida con un conjunto blanco y negro, con minifalda y taconazos de vértigo que dejaban al descubierto su espectacular figura de nadadora (a Mireia le encanta la moda y el color rosa es su preferido, según ha dicho en muchas ocasiones). Llegó escoltada por los representantes de la firma suiza de alta relojería Bartolome Rojas, distribuidor en España, y el presidente de la marca Alexandre Strambini.

Explicó que se siente “feliz de ser la nueva imagen de una colección que considera femenina, resistente y deportiva” El eslogan de la marca “Timing for Champions“ se ajusta a la perfección a Belmonte, que a su exitosa carrera, acaba de añadir seis medallas en el campeonato de Europa de natación que se ha celebrado hace poco en Berlín, y ocho más en la Copa del Mundo en piscina corta, cuatro en Doha y otras tantas en Dubai.

La badalonesa se trajo consigo sus medallas, que reposaron durante toda la rueda de prensa repartidas entre las dos pequeñas mesas instaladas delante de la campeona y que la separaban de los medios. A Mireia le faltaban manos para poder sostenerlas todas al fotografiarse con ellas. Pero eso sí, cuando alguien intentó ayudarla, no dejó que las tocaran.

Después de la presentación de los relojes, estuvo en el Corte Inglés firmando autógrafos a sus seguidores, en esta ocasión, de la mano de uno de sus patrocinadores, Speedo.

IMG_1566

Mireia, hija de José Belmonte, un matricero reconvertido en conductor de autobús, andaluz emigrado a Badalona a los 4 años de edad, es la pequeña de una familia humilde. Su padre, hasta hace poco en paro, suele acompañarla casi siempre en todas sus apariciones, y su hermano mayor ha aparcado sus estudios para regentar una administración de loterías. Mireia todavía tiene su domicilio oficial en la casa de sus padres.Cuando entrena en el CAR, va a dormir a Badalona.

Desde que se quedó sin club y fichó por la UCAM, intenta compaginar su carrera deportiva con estudios de Publicidad, muy difícil por otra parte, pero hay que pensar en el futuro.

La deportista apenas tiene tiempo para nada. Está centrada en la natación y sus resultados son espectaculares. Su entorno es muy reducido. Su propia compañera de fatigas, Melani Costa, comentaba el año pasado que “Mireia va por libre”. Por supuesto, ellas dos no tienen una relación de amistad, complicidad que sí tiene con el resto de componentes del equipo. Podríamos decir sin miedo a equivocarnos que casi no tienen relación, cosa que podría ser, ya que ambas comparten una vida de sacrificio, aunque para bien de la natación.

Si la relación de Mireia cuajara con el piragüista, tendrían además de las horas de duros entrenos, y suponiendo que su relación se relajara, otro tema en común que compartir: las confidencias de dos jóvenes enamoradas….

A Melani su relación con Cayetano Martínez de Irujo, duque de Salvatierra, jinete etc. le funciona muy bien. A ver cómo evoluciona la de Mireia, porque la joven considera que “tener pareja y poderla compaginar con la natación solo depende de cada uno”. Pero Melani, ¿tienes novio? No, contesta nerviosa. Porque ella hasta hace poco decía que tener novio era algo que no se podía permitir, por ahora. ¿Le habrá caído alguna bronca por las fotos de Ibiza? Esperaremos novedades.

Queda poco tiempo para prepararse y poder conseguir los dos palmarés más importantes que le faltan: el oro en el Mundial de la ciudad rusa de Kazán 2015, eso está ahí a la vuelta de la esquina; y en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 .

Ella es consciente de que a pesar de los triunfos “todavía tenemos que mejorar muchas cosas para participar, así que hay que trabajar duro para afrontar los dos próximos años con ganas y ambición”.

Es difícil que te conceda una entrevista. Su padre dice “que a veces ni él puede hablar con ella”.

La UCAM (Universidad Católica de Murcia) homenajeará este viernes a Mireia por sus éxitos. Será en el monasterio de los Jerónimos y estará acompañada por su entrenador, Fred Vergnoux, con el que Mireia está encantada: “es un gran entrenador, me lleva al límite y eso es una técnica muy buena para competir”. El acto estará abierto al público, para que quien quiera pueda ir a ver a la mejor nadadora española de todos los tiempos.

Mireia dicen que lleva en la sangre la competición; es tremendamente autoexigente, ha madurado mucho como persona, así que no hay peligro que nada le distraiga de sus objetivos. Ganará seguro los palmarés que le faltan en sus vitrinas y, si no fuera así, no será por falta de intentarlo. Le deseamos que en su vida privada también disfrute de todos los éxitos. Es lo que se merece esta mujer 10.